Es un tratamiento médico que ha ganado fama y buena reputación en los últimos años debido a las grandes ventajas y beneficios que tiene.

La terapia de la quelación está considerada como un tratamiento médico alternativo que consiste en la aplicación de una inyección endovenosa con una sustancia llamada “quelante”, la cual contiene esencialmente aminoácidos capaces de retrasar notablemente el proceso de envejecimiento.

Son muchas las áreas de la medicina que han aplicado a este tratamiento y pueden dar fe de sus bondades, entre las cuales resalta la eliminación de metales pesados de la sangre.

¿Qué es la terapia de quelación?

Son diversas las definiciones que tiene la terapia de quelación, pero esencialmente, el concepto está relacionado a la inyección endovenosa de aminoácidos en la sangre.

Comenzó a emplearse en el año 1940 con la finalidad de curar a pacientes que requerían tratamiento para la desintoxicación por plomo y otros materiales pesados como el mercurio.

Con los años y los avances de la ciencia, el tratamiento fue empleándose en el tratamiento de diversas enfermedades que comprometían principalmente el corazón y el sistema circulatorio. Más recientemente se ha venido utilizando en innovadores e increíbles tratamientos para detener los efectos del envejecimiento.

En qué consiste la terapia

La terapia de quelación está considerada como un proceso biológico, cuyos efectos son preventivos  pero también curativos.

El tratamiento puede ser utilizada de forma permanente por todos los seres que hayan tenido o tengan dentro de su organismo acumulaciones de metales pesados, principalmente, el plomo, mercurio, cromo, aluminio, hierro, vanadio y cadmio, metales que son altamente perjudiciales y tóxicos para la salud de las personas. Todos estos metales pueden llegar a desarrollar actividad cancerígena debido a la formación de radicales libres que fomentan en el organismo.

El procedimiento médico que se sigue en una terapia de la quelación consiste en la inyección endovenosa de una sustancia llamada quelante. Dicha sustancia quelante, también llamada sustancia “chelants” es una composición de vitaminas y minerales. Pero el principal componente de la sustancia quelante son los aminoácidos, específicamente uno conocido como Ácido Etilen Diamino Tetraacético (EDTA).

Este aminoácido es un poderoso ingrediente que tiene la propiedad de remover cualquier metal pesado que se haya acumulado en la sangre. Una vez que la sustancia quelante se le administra al paciente, ésta actúa “barriendo” todos los elementos tóxicos contenidos y acumulados en el torrente sanguíneo produciendo así una disminución paulatina y considerable de dichos metales pesados, culpables de la formación de radicales libre que fomentan la aparición de cáncer. La sustancia quelante, después de ser administrada, es expulsada con todos los residuos a través de la orina.

De manera que la sustancia quelante actúa sobre las paredes de las articulaciones y las arterias. Una vez allí va arrastrando todos los residuos nocivos para el organismo, incluso la grasa, logrando de esta manera una desintoxicación paulatina y sostenida del organismo, lo que conlleva a la reactivación de funciones esenciales del cuerpo como por ejemplo la oxigenación de las células. Todo esto logra reactivar el organismo de una manera increíblemente notable frenando así los efectos del envejecimiento.

Beneficios de la terapia

La terapia de quelación es altamente conocida por sus numerosos beneficios para la salud, no sólo como un método curativo, sino también como un procedimiento preventivo que puede disminuir riesgos mortales para la vida de los individuos. El simple hecho de que tenga el poder de eliminar sustancias tan nocivas para el cuerpo como lo son los metales pesados sugiere una idea de lo ventajosa que puede ser la quelación.

Uno de los principales beneficios es la restauración de la elasticidad en las arterias, la cuales con el paso de los años y la constante exposición a agentes químicos se van endureciendo, dicho endurecimiento conlleva a la oxidación de sus paredes con lo cual se dificulta la debida oxigenación.

La aplicación de esta terapia contribuye entonces a la recuperación de la flexibilidad de las arterias y esto a su vez, ayuda a mejorar el paso del oxígeno en la sangre con lo cual se hace más fluida la acción cerebral.

El tratamiento con EDTA (Ácido Etilen Diamino Tetraacético) ha probado con diferentes padecimientos, aunque sigue siendo la terapia por excelencia para eliminar los metales pesados del torrente sanguíneos, De hecho, ha sido utilizada en niños.

Entre sus aplicaciones más comunes están los tratamientos para el cáncer, la osteoporosis y el retardo del envejecimiento. Además, la terapia de quelación cuenta con excelentes casos probados de manera exitosa en tratamientos que han resuelto y evitado complicaciones en el sistema circulatorio, como por ejemplo anginas de pecho, ataques al corazón, enfermedades vasculares y embolias cerebrales.

En relación a los usos y éxitos del EDTA en pacientes con cáncer, un estudio realizado en Suiza, durante aproximadamente 18 años determinó que los enfermos (59 personas) que recibieron quelación apenas uno murió como consecuencia de la enfermedad; mientras que del grupo que no recibió la terapia (172 personas) la estadística de muerte fue del 17.6%. En otras palabras ese estudio determinó que el tratamiento con EDTA disminuye en un 90% la mortalidad en las personas que enferman de cáncer.

En cuanto a los tratamientos con quelación en pacientes con osteoporosis la ciencia ha reportado cientos de resultados positivos en pacientes con esta enfermedad, en especial, cambios significativos en las densitometrías óseas sin ingerir productos distintos a la suplementación alimenticia y nutricional que reciben durante la terapia de quelación. Y es que los científicos determinaron que el calcio que el EDTA elimina del sistema arterial es aprovechado por el organismo para remineralizar los huesos lo que sugiere un aumento significativo de la masa ósea en al menos 15%.

Están también comprobados los éxitos de la quelación en los tratamientos para el dolor crónico. Disminuye las placas que forman el colesterol en la sangre, las placas ateromatosas, reduce la presión arterial, mejora la circulación sanguínea, actúa como anticoagulante, sirve como antioxidante, introduce magnesio a las células para reemplazar al calcio que se elimina a través de la orina originando de esa forma una célula más sana, evita y previene la formación de úlceras cutáneas y la gangrena.

[Total:0    Promedio:0/5]