Ultima actualización:

Los ovarios y las glándulas suprarrenales son los órganos que dan origen a la testosterona en la mujer, que aumenta durante la adolescencia y el período de embarazo; mientras, disminuye con el avance de la edad hasta llegar a la menopausia, por lo cual, puede afectar la libido, sus niveles de energía y humor.

De igual manera, es bueno saber que cuando la testosterona se aumenta, las mujeres experimentan mayores niveles de excitación sexual, sensibilidad y experiencia orgásmica, factores que inciden en una armonía de excitación durante más tiempo, y que contribuyen para que el estrógeno y la progesterona se mantengan en niveles normales.

Asimismo, la testosterona para la mujer es indispensable en sus niveles óptimos, no solo para elevar su apetito sexual, sino porque esta influye en su desarrollo muscular y óseo, así como también, en el mejoramiento anímico, de bienestar y energía, y sensibilidades, vinculadas con el placer sexual.

Por otra parte, un nivel bajo de testosterona en la mujer, altera las funciones corporales del organismo, mientras promueve la aparición de síntomas como; pérdida de memoria, dificultad de concentración, cansancio, falta de apetito, insomnio, aumento de riesgo de diabetes, pérdida de vello o cabello quebradizo.

De modo que, la testosterona en la mujer debe ser revisada mediante un análisis de perfil hormonal para saber si es necesario controlarla, sobre todo cuando se presentan síntomas que indiquen que sus niveles están equilibrados o no, ya que esta hormona también, está relacionada con otras hormonas esteroideas, como la progesterona y el estrógeno, que en sus desniveles pueden ocasionar alteraciones a la salud.

No obstante, si la testosterona está en su etapa adecuada, obviamente la salud en la mujer es óptima, pero cuando existe un nivel bajo de la misma, lo ideal es aumentarla para evitar situaciones adversas a la misma; y por ello, es ideal por ejemplo;

Consumir Zinc

El Zinc, es un mineral esencial que no puede ser sintetizado de manera propia por nuestro cuerpo, por lo cual, es necesario suplementarlo, con el fin de promover la correcta producción y secreción hormonal de la testosterona en la mujer, y evitar el exceso de aromatasa, una enzima que convierte la testosterona en estrógeno.

Por tal razón, la mujer debe tomar en cuenta consumir zinc de acuerdo a los síntomas que se presenten, porque una alta producción de estrógenos conduce a suprimir la producción de testosterona mediante la inhibición de la hormona luteinizante, la cual estimula a los ovarios para producir estrógenos.

Ingerir vitamina D

La ingesta de Vitamina D, debe ser considerada por la mujer para aumentar la testosterona, pues este nutriente, incide benéficamente en el mantenimiento de la libido sexual, y como tal, estimula el placer, energizando además el organismo, devolviéndole su estado anímico y contribuyendo para que el estrógeno y la progesterona se mantengan en niveles normales.

Así pues, este nutriente regula también la enzima aromatasa, por lo cual, es buena para controlar el estrógeno, y lograr que la testosterona se mantenga en equilibrio, entre tanto, trabaja en la restauración muscular, la fertilidad, y el sistema óseo.

Alimentarse con grasas saludables

Las grasas saturadas, son esenciales para desarrollar testosterona, y por ello, es indispensable que consuma alimentos de origen animal y vegetal que la contenga, como el caso de la carne, productos lácteos, y el aceite de coco, incluyendo suplementos nutricionales a base de ácidos grasos Omega 3 y aceite de Krill.

Dentro de este marco de posibilidades, es importante entender que su cuerpo necesita grasas saturadas de origen animal y vegetal para el funcionamiento óptimo hormonal, pero si no hay un suministro adecuado de tales alimentos en su organismo, entonces es necesario suplementarlos.

Nutrirse con Ashwagandha

La Ashwagandha, es una planta que aumenta el deseo sexual en las mujeres, y quienes ingieren este fármaco natural, incrementan la testosterona, mientras controla los niveles de las hormonas esteroideas, como la progesterona y el estrógeno.

El uso de esta planta como extracto natural, mejora la calidad ovárica de la mujer, y contribuye a regularizar su fertilidad, por lo cual, su consumo es muy importante.

En resumen, si su deseo es aumentar la testosterona, entonces deberá seguir tales recomendaciones.

 

[Total:0    Promedio:0/5]